Sobre mí

Me llamo María y desde pequeña la pintura me ha cautivado, primero las pinturas de dedo, después los lápices de colores, las ceras, las acuarelas… todo era innovación y la creación de mundos nuevos. Esas pinturas hacían magia con los títulos y portadas de mis cuadernos en el colegio, que siempre eran los que más llamaban la atención por su elaboración; a la ve que me llevaban directa al castigo por no poder despegarme de ellas. ¡Mis manos no querían soltarlas, no era yo, lo prometo! Tanto era así que mis profesoras decidieron requisármelas durante todas las clases excepto en plástica claro… ahí era cuando mi pasión se desbordaba. No tenía remedio antes y tampoco ahora.

Como todo gran artista que se precie, también he tenido mi época de crisis artística y conforme me fui haciendo mayor fui dejando de lado las pinturas para centrarme en las relaciones sociales hasta que en 2012 por fin decidí unir estas dos cosas que tan bien se me daban: las relaciones sociales y la pintura, así que decidí retomarlo, y empecé con los camafeos. Todo comenzó con pequeños encargos para amigos y familiares, pero poco a poco y con el boca oído fue creciendo.

En ese momento, mi hermana y mi madre -mis grandes consejeras- decidieron crearme el blog de Con la Peineta Puesta, sin aviso ni anestesia. Algo que me encanto y me motivó, así que entre tutoriales y miles de preguntas a varias amigas fui sacando el blog. Podría decir que se trata de un blog colaborativo en el fondo, aunque la que lo gestiona soy yo, soy muy consciente de que es gracias a ellas que ha salido adelante, unas me ayudan con el diseño del blog, otras con el diseño de los complementos e incluso ordenan mis palabras.

¿Qué quiero conseguir con este proyecto?, ¿Cuál es mi meta? Después de pasar por varias fases: entretenimiento, pasatiempo, desahogo… Mi suelo es que este blog pueda llegar a ser mi medio de vida, pues quitando a mi familia no hay nada que me dé más satisfacción que pintar.

Un trabajo que en épocas de celebraciones me ha tenido despierta más de 24 horas, pero que es recompensado con creces.

En cada trabajo y en cada diseño pongo todo mi cariño y solo espero que se transmita a través de mis creaciones.